¿Qué es la fluidez y por qué es importante ahora?

«Los mejores momentos de nuestra vida no son los momentos pasivos, receptivos y relajantes… Los mejores momentos suelen producirse cuando el cuerpo o la mente de una persona se ponen al límite en un esfuerzo voluntario por lograr algo difícil y que merezca la pena» – Mihaly Csikszentmihalyi.

Imagínate algo así: estás conduciendo por la Costa de Amalfi en Italia, una de las carreteras más impresionantes de Europa, con la espectacular costa mediterránea a la vista. Aunque ya has pasado antes por esta sinuosa carretera, nunca has sido capaz de «dominarla» hasta ahora. Arrancas, tomando cada curva perfectamente, sin esfuerzo. Tus acciones parecen detenerse en el tiempo, tus movimientos son bien calculados, y cada pequeño sonido se vuelve más intenso. Fluyes por la costa, sintiendo que te has convertido en uno con la carretera. 

Enhorabuena. Has tenido, literalmente, una experiencia culminante. Mihaly Csikszentmihalyi lo describe como el FLUJO, un estado de experiencia óptima en el que las personas están tan inmersas en una actividad que nada más parece tener importancia. Como explica Csikszentmihalyi El ego desaparece. El tiempo vuela. Cada acción, movimiento y pensamiento se desprende inevitablemente del anterior, como tocar jazz. Todo tu ser está involucrado y utilizas tus habilidades al máximo».

¿Quién es Mihaly Csikszentmihalyi?

Mihaly Csikszentmihalyi es uno de los padres fundadores de la psicología positiva y el pionero del estudio científico de la felicidad. Su trabajo sobre el flujo y la experiencia óptima empezó a tomar forma en su infancia, cuando estuvo en una prisión italiana durante la Segunda Guerra Mundial. Allí, en medio de la miseria y la pérdida, descubrió el ajedrez como una forma de ser transportado inmediatamente fuera de la dura realidad en la que existía y a una realidad en la que nada importaba excepto las reglas y los objetivos precisos del juego. Pero, lo que es más importante, lo que Csikszentmihalyi descubrió fue que la gente podía sentirse feliz incluso cuando el mundo a su alrededor ardía.

Después de la guerra, Csikszentmihalyi viajó a Suiza, donde asistió a una conferencia de Carl Gustav Jung, que despertó su interés por la psicología. Mihaly decidió dedicarse a esta disciplina y se trasladó a Estados Unidos, donde comenzó sus primeras observaciones y estudios sobre artistas y otros tipos de creatividad. Se dio cuenta de que el acto de crear parecía más importante que la obra terminada en sí, y le fascinó descubrir «el estado de flujo», como él lo llamaba, en el que una persona está completamente absorta en una actividad con una intensa concentración e implicación creativa. A partir de ese momento, Csikszentmihalyi decidió dedicar el trabajo de su vida a la identificación científica de los distintos elementos que intervienen en la consecución de un estado de flujo.

¿Qué es fluir?

En su libro «Flow: The Psychology of Optimal Experience», Csikszentmihalyi explica que la búsqueda constante de cosas no puede hacernos felices. Llegado un punto, cuando nuestras necesidades básicas están cubiertas, comprar una casa aún más grande o un coche más rápido no es el camino hacia la felicidad. Entonces, ¿qué es? Es cambiar el contenido de nuestra conciencia. Una de las mejores maneras es ponernos en un estado de experiencia óptima llamado flujo. 

En este estado, tu concentración es tan intensa que no queda atención para pensar en nada sin importancia o para preocuparte por tus problemas y fracasos anteriores. Cuando estás en el flujo, tu auto-conciencia desaparece y el sentido del tiempo se distorsiona. Estás tan inmerso en lo que estás haciendo que tu cerebro no puede concentrarse en nada más. En un estado de flujo, no te lamentas de lo que hiciste ayer ni te estresas por lo que vendrá. Existes en este momento perfecto de excelencia personal y concentración absoluta.

¿Por qué es tan importante el fluir hoy en día?

Nuestras mentes están programadas para recurrir a las amenazas, a las alarmas del cuerpo y la mente, a los asuntos pendientes, a los fracasos y a los deseos cuando no hay nada más urgente que hacer, precisamente cuando nuestra atención queda libre para vagar. Cuando se nos deja sin una tarea en la que centrar nuestra atención, la mayoría de la gente se deprime progresivamente. En el flujo, no hay lugar para esas cavilaciones.

Hay que tener experiencia para juzgar la dificultad, y si se puede hacer frente al problema, eso producirá el estado de flujo. Aunque el flujo se produce de forma diferente para cada persona, normalmente ocurre cuando estamos haciendo algo que nos gusta y en lo que somos bastante hábiles. Puede ser cualquier cosa, desde escribir, dibujar, pintar, jugar al tenis, esquiar, bailar o escalar montañas.

Además de perfeccionar nuestras habilidades y hacer que las actividades sean más agradables, el flujo tiene otros beneficios, como:

  • ​​Mejor regulación emocional – A medida que aumenta el fluir, las personas pueden experimentar un mayor crecimiento hacia la complejidad emocional. Practicar el fluir puede ayudar a las personas a desarrollar habilidades que les permitan regular sus emociones de forma eficaz.
  • Mayor satisfacción y disfrute – Las personas en estado de flujo tienden a disfrutar más de lo que hacen. A medida que la tarea se vuelve más agradable, es más probable que la encontremos gratificante y satisfactoria.
  • Mayor sensación de felicidad – El estado de flujo puede estar relacionado con una mayor satisfacción, alegría y auto-realización.
  • Mejora de la motivación intrínseca – Dado que el fluir es un estado mental positivo, puede ayudar a las personas a aumentar el disfrute y la inspiración. La motivación intrínseca implica realizar acciones para obtener recompensas internas.
  • Mayor compromiso – Las personas que se encuentran en un estado de flujo se sienten plenamente implicadas en la tarea que realizan.
  • Mejora del rendimiento – El flujo puede mejorar el rendimiento en varias áreas, como el aprendizaje, la enseñanza, el atletismo y la creatividad artística.
  • Aprendizaje y desarrollo de habilidades – Dado que alcanzar un estado de flujo sugiere un dominio sustancial de habilidades específicas, las personas necesitan seguir buscando nuevos retos e información para mantener este estado.
  • Aumento de la creatividad – El estado de fluidez se produce a menudo durante las tareas creativas, lo que puede inspirar una mayor actividad artística y creativa.

Como explica Mihaly, fluir es esencial no sólo para hacer más agradable el presente, sino también porque refuerza nuestra confianza en nosotros mismos, lo que nos permite desarrollar habilidades y hacer contribuciones significativas a la humanidad. En otras palabras, al prestar atención nos damos cuenta de cada momento de nuestra vida. Podemos ver nuestros objetivos y progresos, y ver lo que podemos hacer para mejorar nuestras experiencias y las de quienes nos rodean.

Lee la siguiente parte de este artículo aquí.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email

¿Qué estás buscando?

Categorías

Festival Mundial de la Felicidad 2022

Click para más información

Te puede interesar

registro a boletín

Lo mantendremos informado sobre descubrimientos nuevos y significativos

Registrar ahora!

Complete este formulario y nos comunicaremos con usted a la brevedad.